Sistema de Gestión de Continuidad de Negocio (SGCN) ISO 22301

Sistema de Gestión de Continuidad de Negocio (SGCN) ISO 22301

La pérdida de reputación y la interrupción del negocio encabezan la lista de los mayores riesgos para las empresas. Hoy en día, la continuidad del negocio no sólo se asocia con fenómenos físicos como incendios o fallos tecnológicos, sino que se extiende a un nivel estratégico en el que la reputación y el valor del accionista son elementos clave.

Contar con un Plan de Continuidad del Negocio permite a las empresas garantizar la continuidad de la actividad frente a una crisis, aumentando las posibilidades de supervivencia de la compañía.

El Plan de Continuidad de Negocio es una herramienta que permite prevenir o evitar los posibles escenarios originados por una situación de crisis así como minimizar las consecuencias económicas, de pérdida de reputación o de responsabilidad civil, derivadas de la misma. Este plan ayuda además a reducir los costes asociados a la interrupción o evitar penalizaciones contractuales por incumplimiento de contratos como proveedor de productos o servicios.

El Plan de Continuidad del Negocio permite anticiparse a la situación de crisis y garantizar el desarrollo normal de la actividad, determinando los riesgos de magnitud suficiente para poder en peligro el normal funcionamiento de las actividades del negocio y señalando las acciones a adoptar en caso de que éstos se materialicen. Asimismo, ayuda a determinar de antemano qué información es crítica y cómo debe salvaguardarse. Estos planes son una herramienta de estabilidad y continuidad que aporta prestigio a las empresas que los implantan.

Consideramos cada proyecto de consultoría como un proyecto único y específico para cada cliente. Esto garantiza la eficacia de su organización y mejora continua. Incluimos diferentes servicios adicionales que garantizan el soporte continuo y actualización de su sistema de gestión.

El proceso de consultoría incluye las siguientes actividades:

  • Planificación de las actividades.
  • Análisis inicial (toma de datos técnicos).
  • Evaluación y control del riesgo.
  • Análisis de impacto del negocio (BIA).
  • Desarrollo de estrategias para la continuidad del negocio.
  • Respuesta ante emergencias.
  • Desarrollo e implementación del Plan de Continuidad del Negocio.
  • Programa de concientización y capacitación.
  • Mantenimiento y ejercicio del Plan de Continuidad del Negocio.

La planificación del proceso de implementación se coordina con el cliente. Las fechas de cada reunión y plazos de ejecución son consensuadas para adecuarnos a sus necesidades y horarios. Concluido el proceso de desarrollo, implementación y auditoria, opcionalmente, se realizan las gestiones necesarias con la entidad de certificación seleccionada por el cliente para iniciar la auditoria de certificación. Se realiza el acompañamiento y soporte necesario en el proceso de certificación, incluyendo la implementación de las acciones correctivas y de mejoras.

La implementación representa múltiples beneficios:

  • Marco: Proporciona un marco común consistente, basado en unas mejores prácticas internacionales, para gestionar la continuidad de negocio.
  • Solvencia: Mejora su solvencia de manera proactiva cuando se enfrenta con una interrupción en su capacidad de alcanzar objetivos claves.
  • Reputación: Ayuda a proteger y mejora su reputación y marca.
  • Ventaja competitiva: Le abre nuevos mercados y le ayuda a ganar nuevos negocios.
  • Mejora el negocio: La certificación le da una clara comprensión de toda su organización , la cual puede identificar oportunidades para la mejora.
  • Mejora continua: El proceso de certificación supone auditorías habituales las cuales aseguren su sistema de gestión está actualizado.
  • Cumplimiento: Demuestra que se observan las leyes y las regulaciones.
  • Ahorro de costes: Puede reducir las primas de seguros.
  • Gestión: Proporciona una capacidad probada para gestionar una interrupción.
  • Sistema de Gestión de Continuidad de Negocio (SGCN) ISO 22301.