Sistemas de Gestión Ambiental según ISO 14001

Sistemas de Gestión Ambiental según ISO 14001

Existen diferentes motivos para implantar un Sistema de Gestión Ambiental. El medio ambiente es un bien común que todos debemos proteger. La norma ISO 14001 transmite el compromiso de las organizaciones por prevenir la contaminación y reducir los impactos ambientales que puedan producir sus actividades. Integrar la gestión ambiental en las actividades (productos y servicios) es esencial para aquellas organizaciones que tienen por objeto distinguirse por el respecto al medio ambiente y la responsabilidad social.

Las administraciones, en general, exigen e impulsan la protección y prevención del medio ambiente como elemento fundamental para el desarrollo sostenible. Según las actividades que desarrolle la organización, las leyes actuales son muy exigentes con respecto a la contaminación. Conocer la normativa vigente y su repercusión es esencial para establecer una política de prevención del medio ambiente.

La certificación del sistema de gestión ambiental es un requisito de la administración pública para muchos concursos públicos, licitaciones, etc.

La implementación de la norma ISO 14001 activa procesos organizativos y acciones de innovación en los diferentes productos y servicios que reducen los impactos ambientales, la contaminación y costes. Las organizaciones que integran el respeto por el medio natural transmiten una imagen de sensibilidad y responsabilidad social que se traduce en una ventaja competitiva en su mercado y entorno. La innovación es uno de los factores esenciales para realizar productos y servicios sostenibles y mejorar la productividad. La diferenciación es esencial para competir en los mercados actuales.

Consideramos cada proyecto de consultoría como un proyecto único y específico para cada cliente. Esto garantiza la eficacia de su organización y mejora continua. Incluimos diferentes servicios adicionales que garantizan el soporte continuo y actualización de su sistema de gestión. Solicítenos más información sobre auditorías y soporte.

El proceso de consultoría, según la norma a implementar, incluye las siguientes actividades:

  • Planificación de las actividades.
  • Análisis inicial (toma de datos técnicos).
  • Diseño y desarrollo de la documentación.
  • Implementación.
  • Formación.
  • Auditoria interna: garantía de certificación.
  • Informe de revisión del sistema de gestión.

Las fechas de cada reunión y plazos de ejecución son consensuadas para adecuarnos a sus necesidades y horarios. Se realiza el acompañamiento y soporte necesario en el proceso de certificación, incluyendo la implementación de las acciones correctivas y de mejoras.

La implementación de la norma ISO 14001 requiere definir los siguientes documentos:

  • Manual de Gestión Medioambiental.
  • Procedimientos generales.
  • Procedimientos productivos.
  • Instrucciones técnicas.
  • Registros.

La cantidad de procedimientos dependen de la normativa aplicable, el alcance de la certificación, actividades y tamaño de cada organización. Se realiza un análisis para la clasificación de los aspectos ambientales, creando prioridades e indicadores de gestión. Se ayuda mediante diferentes acciones a sensibilizar al personal de su organización, clave fundamental para identificar y evaluar los aspectos ambientales, prevenir la contaminación y realizar actividades sin riesgos al entorno, personales y materiales.

La implementación de la gestión ambiental según la norma ISO 14001 representa múltiples beneficios internos (procesos de negocio) y externos (requisito de clientes, imagen corporativa y marketing):

  • Política ambiental.
  • Satisfacción de sus clientes.
  • Imagen corporativa VERDE.
  • Valores corporativos AMBIENTALES.
  • Código de buenas prácticas.
  • Transmitir el compromiso y sensibilidad medio ambiental y responsabilidad social.
  • Aumentar la cuota de mercado.
  • Nuevas oportunidades de mercados, productos o servicios.
  • Desarrollar productos o servicios más ecológicos y respetuosos con el medio ambiente.
  • Eficacia y productividad.
  • Identificar, clasificar y aplicar la normativa ambiental.
  • Gestionar los procesos internos considerando los aspectos ambientales.
  • Reducir los impactos ambientales.
  • Reducir costes asociados a energía, materias primas, residuos, etc.
  • Reducir y prevenir la contaminación.
  • Gestión de residuos peligrosos.
  • Evitar sanciones administrativas.
  • Acceso a licitaciones, concursos y subvenciones públicas.
  • Innovación de procesos, productos y servicios.
  • Renovación e innovación tecnológica.
  • Excelencia.